Turno 5. Una noche tenebrosa

Las iras esta vez se dirigieron hacia Nedda, sin que nadie pudiera evitarlo. Algunas voces se habían unido contra otros como Tremal, Ellaria o Antares pero fue Nedda quien lo pago. Aquella noche su cadáver, linchado, apareció en uno de los callejones de Ventalia.

Tremal reía nerviosamente, por un momento llegó a creer que lo matarían pero al final había logrado salvar el pellejo. Oyó pasos y vio la figura acercarse. Antes de darse cuenta de lo que pasaba una hoja lo partió en dos. Su asesino se escondió al oír voces. Varios miembros del grupo pasaron cerca sin ver las dos mitades de Tremal. Solo uno vio algo extraño y se acercó. Una tristeza le encogió el corazón y se desplomo sobre el khajiita sin vida. Una hora mas tarde volvió a la vida…

-No moriré aquí. No así. Debo seguir adelante- Se levantó y se marcho sin mirar atrás. Si lo hubiera hecho Asha habría visto el rostro de quien había matado a Tremal.

Horas mas tarde Symon dio el nombre de la próxima ciudad a visitar: Soledad.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License